Hace poco me encontré por las redes estas bolas de barro brillantes o Hikaru Dorodango. Fue amor a primera vista.

Así que se la mostré a mi peque que rápidamente quiso también probar a hacerlas. Recolectamos un poco de barro y un poco de arcilla y manos a la obra.

Mano sujetando una bola de barro brillante o hikaru dorodango

Sobre las bolas de barro o Dorodango

Dorodango es un juego japonés en el que los participantes transforman barro en una bola lo más brillante posible.

Es un pasatiempo tradicional para los niños en la escuela en Japón.

En los últimos 20 años ha tenido un boom y ahora se hacen en la mayoría de escuelas de Japón.

Cómo hacer la bola de barro brillante Dorodango

La técnica para hacer las bolas brillantes no es difícil aunque se necesita paciencia.

Nosotros en casa hemos tardado varios días hasta que hemos conseguido que la superficie quedara lisa y pulida. Con esto se frustraba un poco el peque y he tenido que echarle una mano.

Mano sujetando una bola de barro brillante o hikaru dorodango

Materiales para Hikaru Dorodango

  • Barro o tierra para el corazón. Esta da un poco igual, quedará en el interior de la bola, vale cualquier tierra que apelmace.
  • Un poco de agua.
  • Tierra lo más fina posible o arcilla. Si es recogida, tamízala para que quede libre de impurezas y piedrecitas. También puedes usar arcilla comprada en polvo.
  • Un trapo para pulir.

Para hacer las bolas

  1. Apelmaza un poco de barro en tu mano y exprime el agua mientras formas una esfera.
  2. Ve añadiendo un poco de tierra seca y fina o arcilla al exterior y continúa moldeando suavemente el barro en una esfera. Esta tierra fina irá absorbiendo la humedad del barro.
  3. Cuando la masa se seque, compáctala con las manos y frota la superficie hasta que comience a aparecer una película suave y polvorienta sobre la esfera.
  4. Continúa esto durante un buen rato, añadiendo más y más tierra seca muy fina o arcilla.
  5. Mete la bola en una bolsa de plástico durante tres o cuatro horas.
  6. Cuando saques la bola de la bolsa verás que la humedad del corazón se ha extendido hacia las capas de fuera.
  7. Con la boca de una botella ancha o un vaso estrecho puedes ir dándole forma girando la esfera sobre esta.
  8. Repite los pasos 4 al 7 varias veces hasta que veas que ya no queda humedad en la bola.
  9. Saca la bola de la bolsa, y si ya no está mojada, comienza a pulirla. Puedes pulirla primero moviéndola sobre una superficie muy lisa y después frotando con un trapo. Asegurate de que este bien seca antes de pulir o verás como se levantan trozos.

Como ves el proceso puede alargarse en el tiempo.

Aquí tienes un video mostrando el proceso. Piensa que el proceso repite los pasos centrales viarias veces hasta conseguir que la bola se seque.

Algunos trucos que a mi me han servido

  • Secarla en la bolsa de plástico para que las capas secas que vas añadiendo fuera vayan absorbiendo la humedad del centro es clave porque si no se hacen muchas grietas.
  • Usamos la boca de una botella ancha o vaso estrecho para darle la forma esférica más perfecta. Vas girando la bola sobre la boca de la botella.
  • Una vez seca o casi seca, girar la bola sobre una superficie lisa hace que se alise mucho la superficie y abrillanta también.
  • Usa un trapo de algodón para pulir.

Trabajo mindfulness

Hay algo mágico en el trabajo para hacer esta bolitas.

El contacto con elementos tan relajantes como son el barro y la arcilla en primer lugar.

El ir dando forma poquito a poco con tus manos, arreglando las grietas, redondeando, puliendo… Hasta que por fin lo consigues. Te aseguro que no lleva ningún producto más que barro y arcilla. No hay ceras ni abrillantadores, es pura técnica.

Es un trabajo que en nuestro caso ha durado días, de hacer, dejar secar, volver… pero te aseguro que es puro placer.

He tenido ratos que literalmente no podía parar de hacerlo y el peque aunque se ha frustrado a ratos si salían grietas, también lo ha disfrutado mucho.

Así que me parece una actividad genial para hacer este verano en familia.

¿Te animas a probar?

🌿 SLOW - MINIMAL - NATURAL 🌿

Viviendo la naturaleza cada día porque quiero que mi familia crezca sana, feliz y conectada a su ritmo.

Y en mi newsletter comparto este modo de vida contigo.

Mando consejos frecuentes a mis suscriptoras para que puedan experimentar el poder de la crianza en la naturaleza vivan donde vivan. Únete a mi newsletter ⬇⬇

Además con la suscripción te regalo mi ebook gratuito BeNaturaleza para comenzar tu camino.

Anuncio de descagable gratuito del curso crianza urbana y naturaleza

¡Descarga ahora y empieza a crear vínculos con la naturaleza en familia!


* Puede que te sirva lo que te mando, puede que no, pero entretenimiento con esta newsletter tendrás seguro.
** Además es gratis. Si no te gusta, no te entretiene o no te resulta útil te das de baja con un par de clicks.
Importante: en todos los emails ofrezco consejos o información y algún producto mio. Si esto es un problema para ti, mejor no te suscribas.

Te puede interesar: beneficios de jugar con barro o buscando bichos en el rio.


0 comentarios

Deja un comentario