Siempre he sido bastante chapucera y, por mas que me esfuerce para mejorar, creo que siempre lo seré.

Admiro a la gente perfecccionista porque tienen la capacidad de mirar, revisar una, otra vez y encontrar hasta el más pequeño defecto.

Yo no los veo.

Y sinceramente en mis packs de celebración se aprecia esta faceta de mi.

Los packs de celebración tienen defectos: faltas, encuadernaciones cutres (aunque en estos últimos algo he mejorado, yei!!), envíos en paquetes reusados, fallos… Seguramente podría seguir.

Haciendo un pintacaras

El contenido de los packs seguro que también cojea por muchos sitios, seguro que hay otras maneras de transmitir la Rueda del Año.

Pero el contenido transmite también otra faceta de mi: el pragmatismo.

Soy de hacer y crear.

Celebraciones sensoriales

Por eso en los packs transmito las celebraciones por los sentidos: tocar, crear, jugar, cocinar, saborear, oler, hacer con las manos, leer, imaginar, ver, disfrutar…

Todo un mundo sensorial que después llega al espíritu.

  • Así se trabaja desde el yoga, enraizamos en nuestro cuerpo para después subir por las ramas a lo espiritual.
  • Así lo han hecho las diferentes tradiciones e incluso las religiones lo saben muy bien.
  • Así está demostrando la neurociencia que es la mejor manera de aprender y de integrar.

Mañana cierro la oferta de 2 packs de celebración por 49 euros: pack Samaín + pack solsticio de invierno.

Si quieres que te ponga fácil para una celebración distinta, fuera de lo comercial, con sensaciones de sabor ancestral, únete a la newsletter y descarga tu audio de regalo sobre la Rueda del Año.


0 comentarios

Deja un comentario