Las semillas de ortiga han sido nuestro gran descubrimiento silvestre de esta temporada. Descubrimiento para nuestra dieta me refiero.

Si hay una planta que los peques aprenden rápido a reconocer, esa es la ortiga. Sus pelillos urticantes se encargan de esto.

Bola con trufas de chocolate rebozadas de semilla de orrtiga

En mi memoria, es de las primeras plantas que recuerdo reconocer. Mis sentimientos por ellas han ido evolucionando: he pasado de odiarlas (una vez me caí de la bici sobre ellas y te aseguro que las odié mucho tiempo) a adorarlas.

Es una planta poderosa que a todos dice: aquí estoy yo. Por eso también, en la magia verde, ha sido considerada como protectora.

Sé, desde hace mucho tiempo, que las ortigas son comestibles y con valor medicinal y las habíamos probado aunque no nos llegaban a convencer.

Esas hojas verdes blandurrias (porque hay que darles un hervor para que no te piquen los pelillos) no es lo que más triunfa con los peques. No habíamos dado con una receta que nos gustase.

En cambio las semillas son otro rollo. Pequeñas bombitas crujientes de sabor suave y que no pican.

Son verdes sí (color muy temido ><) pero la textura lo cambia todo. Con chocolate o en yogures, en ensaladas, salsas… están buenísimas.

Esta receta de trufas de chocolate con semillas de ortiga la había visto hace mucho tiempo en redes (aunque no recuerdo donde ><). Pensé que podría gustar por casa.

Mano de niño sujetando una trufa de chocolate rebozada de semillas verdes

Y efectivamente, han triunfado.

Aunque todavía no quieren recoger las semillas por que les da miedo picarse, mucho de lo demás lo han hecho encantados: preparar el chocolate, darles forma y sobre todo comerlas 😛

Te incluyo un vídeo al final con la recolección y la receta.

Cómo recoger las semillas de ortiga

Las semillas de ortiga no son urticantes, pero crecen en racimos colgantes alrededor del tallo y están rodeadas de hojas que si pican. Así que lo mejor es recogerlas con guantes.

A mi no me importa “ortigarme”, los pelillos urticantes hacen despertar al sistema inmunitario, así que pueden ser beneficiosas para la salud. Hay gente que se ortiga apropósito.

Foto de ortiga con sus racimos de semilla colgando

Recogeremos las semillas de la ortiga mayor (urtica dioica). Aunque cualquiera de las ortigas son comestibles y te valen, muchas son más pequeñas y más difícil de recoger.

La ortiga florece y da fruto al final de la primavera y el verano así que podrás recoger durante varios meses.

La ortiga crece en sitios húmedos y frescos, búscala por fuentes y arroyos o zonas que tengan riego.

  • Recolecta los racimos con la mano (usa guantes si no quieres que te piquen) y guardalos en un bote, bolsa de papel o tela.
  • Cuando llegues a casa, separa las semillas de las ramitas y demás partes de la planta. Es muy importante que queden bien limpitas para que nadie se urtique la boca al comerlas.
  • Puedes secarlas si quieres guardarlas o usarlas así tal cual frescas. Si las secan remojalas antes de usarlas.

Más abajo en este post hay un video donde se ve como recolectar y separar las semillas.

Niño metiendose en la boca una trufa de chocolate con semillas

Receta de trufas de chocolate rebozadas de semillas de ortiga

Haz la receta de trufas de chocolate que a ti te guste más y luego rebozalas por las semillas de ortiga. Si quieres puedes también poner unas cucharadas de semillas en la masa de la trufas.

Si no tienes receta de trufas te dejo la mía que es muy sencilla:

  • Una tableta de chocolate de postres de 200 grms. Ecológico y de comercio justo mejor.
  • 50 ml de nata o nata vegetal.
  • Semillas de ortiga frescas o si son secas remójalas un poco antes.

Pon al baño maría la tableta de chocolate hecha trozos para que se vaya deshaciendo. Cuando esté deshecha añade la nata y remueve. Puedes añadir también un par de cucharadas de semillas de ortiga.

Deja enfriar en la nevera unas horas.

Una vez fio, da forma a las bolas y rebozalas por las semillas de ortiga. Deja en la nevera media horita más.

¡Listas para servir!

Vídeo receta semillas de ortiga

Propiedades de las semillas de ortiga

Las semillas de ortiga son muy ricas en hierro y vitaminas C y E. Por eso pueden ir muy bien para estados de anemia.

Son especialmente vigorosas y estimulantes, esto es por su contenido en vitaminas y minerales, sobre todo por la vitamina E. Así que mejor evitarlas por la tarde/noche, sobre todo con los peques.

Para no reinventar la rueda, te dejo enlaces sobre el tema.

Propiedades de las ortigas e ideas para incluirlas en tu dieta por Kiki de Rewilding Drum.

Ortiga mayor en wikipedía.

Otras recetas donde hemos usado semillas de ortiga

Pon una cucharada de semillas en tus yogures, salsas o ensaladas. También puede ir muy bien para poner en licuados, zumos o tés.

Si has secado algunas podrás también disfrutarlas durante el invierno. Remójalas como si fuera semillas de chía o lino antes de usarlas.

Cómo introducir un alimento nuevo

Si nunca has comido ortigas entonces esto es un alimento nuevo para ti y tu familia. Así que sigue la rutina de introducción de alimentos nuevos que te funcione.

Lo ideal es probarlo un día en cantidades pequeñas y observar unos días. Si no hay reacciones puedes volver a comerlo ya con más seguridad.

La ortiga – por Chicho y sus chicas

Para terminar te dejo una canción muy guai de la ortiga. ¡Échate un bailecito con ella!

La ortiga – por Chicho y sus chicas aquí.

Te puede interesar: BeAlquimia – ebook gratuito sobre usos de plantas en familia o 20 juegos para el aire libre en familia.


0 comentarios

Deja un comentario