Si tienes huerto seguramente ya sabrás que este año la cosecha ha sido nefasta en muchos sitios. Ninguna sorpresa, cuando en Marzo y Abril estábamos en la playa, sin caer ni gota y luego llovió en Junio.

Y no solo la cosecha de los que tenemos pequeños huertos, las cosechas comerciales también se han resentido mucho, ya lo estamos viendo en los precios otra vez.

Este refrán que siempre lo decía mi abuelo, contiene mucha sabiduría. Mi abuelo y mi abuela eran personas muy sabias.

Vista de campanario de la iglesia detras de unos arboles

(He estado a punto de sacar la foto de mis abuelos pero como no les puedo preguntar si les gustaría en internet o no, al final he decidido sacar la iglesia.)

Mi abuelo

Mi abuelo nunca se puso unos zapatos, siempre con sus alpargatas que cada mañana se montaba. Trabajó el campo toda su vida menos cuando fue a la guerra a África.

Un gran agricultor, muy metódico, muy perfeccionista y muy trabajador que saco adelante 8 bocas en la dura cara norte de la Sierra de Gredos, con temporadas de cosecha muy cortas.

Un hombre cariñoso pero con carácter que todo el mundo respetaba.

Mi abuela

Mi abuela una mujer recia, poco cariñosa pero generosa y cuidadora donde las hubiera. Durante la guerra fue enfermera (sin estudios) lo que le dio experiencia para después ser la comadrona y practicante del pueblo.

Mujer de hierbas que se conocía toda la botica que hay en las lindes y curaba con ellas, bruja a la manera que se podía.

Ayudó a muchas mujeres en sus partos y ella misma recogió a su única hija, mi madre (todos los demás varones) en su delantal una fría noche de Diciembre.

Su legado me inspira cada día

Estos días con Los Santos los he tenido muy presentes.

Toda la vida los he admirado y querido, los tengo en la memoria por las historias que siempre soy la pesada que pregunta a mis tías y mi madre.

Por ellos, me siento parte del mundo rural y las tradiciones.

Por ellos siento la naturaleza y las estaciones tan cerca, ellos eran parte del ciclo, su vida giraba en torno al ciclo.

Por ellos, imagino, vivo como vivo y escribo lo que escribo.

Si quieres lo mejor de mi relación con los ciclos, el mundo rural y las celebraciones para compartirlo en familia, te invito a mi suscripción anual.

Giraremos juntas con la luz, con la Rueda y compartiremos naturaleza y tradiciones.

Un email currado a la semana, retos gratis y regalos, todo

Escucharé a mis abuelos en la distancia antes de escribir, y ¡a vosotras!

Para unirte a mi suscripción aquí.

Te deseo paz, amor y mucha naturaleza,

Llanos

PD: Si quieres contarme la historia de tus abuelos, déjamelo en los comentarios.

PD2: Si no es tu momento de unirte a mi suscripción, mejor quédate por la newsletter que es gratis y te descargas mi ebook BeSalvaje y un planificador gratuito 😉


0 comentarios

Deja un comentario