El hombre es la especie más insensata, venera aun Dios invisible y masacra una naturaleza real, sin saber que esta naturaleza que masacra es ese dios invisible que venera.

Hubert Reeves

Vista de niños y mujer en un paisaje de valle

Aunque yo le llamaría diosa pero la reflexión está clavada.

Hace poco leía un caso de un padre que le explicaba a su hijo el cambio climático. He intentado recordar dónde pero no me acuerdo, recordamos las anécdotas pero no el contexto.

Este niño, al entender el cambio climático, le dijo a su padre algo así:

-“Si esto es así, ¿cómo no deja la gente de usar los coches ya? Nadie debería conducir.”

Ojala fuera tan fácil. En su mente había simplificado un problema muy complejo: nuestro modo de vida ahora mismo se basa en los combustibles fósiles y no es nada fácil dejarlos.

La transición es complicada, aunque no imposible claro, no podemos perder la esperanza: por nuestras criaturas.

Esta semana hemos visto de nuevo otra “anomalía”. Estas anomalías ya se van convirtiendo en normales por desgracia y no asusta a nadie tener temperaturas de casi 30 grados en enero.

Y yo me pregunto ¿qué podemos hacer?

Algunos cambios accesibles: reusar, compostar, reciclar, consumir poco, trabajar y viajar menos, transporte público, cuidar la naturaleza que nos rodea…

Ahora quedan los que resultan mucho más difícil.Y además, asumirlos como sociedad, como humanidad.Algo bastante complicado.

Aunque no imposible, algo está ya cambiando.

Por eso, seguramente, como yo, en ocasiones tengas emociones complicadas.

El miedo y la incertidumbre se asoman por aquí de vez en cuando.

Volver la mirada a la naturaleza, pasar tiempo en ella, conectarme a sus ritmos, sentirla como esa diosa de la que nos habla Reeves……es algo que a mi ayuda bastante cuando aparecen.

Es como si pudiera sentir esa fuerza, un poquito más cerca, tan fuerte que no podremos con ella y tan generosa que no paro de admirar sus regalos.Sintiendo sus regalos, quiero más regalarla yo a ella.

Y esto me ayuda.

En fin, no se si consigo explicarlo.

Pero con los packs de celebración intento llegar a la admiración por esos regalos que la naturaleza nos da y que la humanidad supo apreciar por generaciones, hasta que un día dejó de hacerlo.Si te interesa conectar con este intento mio:

Paz, amor y mucha naturaleza,

Llanos

PD: ATENCIóN: Si el pago en plena cuesta de enero es un problema pero quieres los packs háblame: me pagas lo que puedas ahora, hago el envío, y me pagas el resto en febrero.

PD2: si te interesa un regalito de la naturaleza que es la cera de abeja, pide 2 láminas extra por solo 4euros más (podrás sacar unas 6 velas).

Categorías: blog

0 comentarios

Deja un comentario